Cazador cazado

Javier Tomeo: El cazador de leones

El cazador de leonesUn cazador de leones, de vuelta de África, llama a una desconocida con la que ya tuvo una larga conversación telefónica hace algunos meses por pura coincidencia. Esta vez, la llama para contarle sus aventuras, su oficio extraño de cazar leones, y algunas cosillas del amor, de los hombres y del universo. Igual que en Amado Monstruo, Tomeo aporta un texto breve concentrado en una conversación entre dos personas, pero aún más adictivo esta vez, quizá por su toque poético. Armando Duvalier (el protagonista) habla del placer de cazar su primer león como si fuera su primera relación sexual con una mujer, colorea su discurso con metáforas, números significantes y palabras de amor, describe la vida amorosa de los leones, las hienas y las águilas. Lo que más distingue el texto es la oscilación del protagonista entre un discurso transcendental donde idealiza a su interlocutora y concibe el amor como una unión entre dos almas y otro discurso terrenal donde asocia el sexo a una práctica salvaje que sólo tiene el placer físico como objetivo. Así vemos el contraste entre sus dos lados, el civilizado y el salvaje, la ciudad y la naturaleza (África).
Tomeo ofrece su alma entera en esta obra maestra que reúne simplicidad y profundidad, un cierto “desflorecimiento espiritual” con frases que te gustaría memorizar para recitar a ti mismo en tardes lluviosas.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s