Cairo Cab

taxiKhaled Al-Khamissi: Taxi

Un joven egipcio va recolectando las historias que le cuentan los taxistas de El Cairo: historias rápidas pero impactantes, como la atmósfera de la ciudad. A pesar de la pobreza que padece Egipto y la corrupción de sus políticos, los egipcios, en especial los taxistas, mantienen la esperanza, y para sobrevivir hablan. No dejan de hablar. Sus anécdotas van de lo más mundano hasta lo más profundo y espiritual, imitando la tradición oral árabe, regalando mensajes y moralejas. Ellos comparten el papel de narrador con el autor, ya que éste simplemente se sienta en el coche y recibe los sueños y las decepciones de los diferentes taxistas. El Cairo no es una ciudad fácil para vivir. Te puede enganchar. Para salir adelante, hay que estar atento, no fiarse de los demás (incluso los hombres con traje y los policías), ser flexible y no olvidar que el pan de cada día hay que ganárselo.

El taxi es el motor de El Cairo, despacio o a toda velocidad, sigue adelante, a un futuro a veces incierto. Su conductor no sólo te lleva de un lugar a otro, sino que te da lecciones sobre la vida. Es un hombre de carne y hueso, que trabaja para dar de comer a su mujer e hijos. Aunque el taxi no asegura el pan, su dueño no puede dejarlo, siente un vínculo muy fuerte entre el coche, las calles de El Cairo y su corazón. Taxi deja un sabor dulce en la boca, tan placentero como el de los dulces árabes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s